Área de veterinarios
Ahora se encuentra en la sección de veterinarios del sitio. Si no es un profesional veterinario, por favor visite nuestra sección de propietarios de mascotas para obtener la mejor experiencia como visitante.
Ir al área de propietarios

Tratamiento para la alergia en perros y gatos

La dermatitis atópica es una condición de por vida, y por esa razón cualquier tratamiento debe ser continuado de por vida , o al menos de tres a cinco años. La mejor solución es evitar el contacto con los alérgenos, pero la mayoría de las veces esto es imposible, especialmente con alérgenos como los ácaros del polvo de las casas, y el polen de las hierbas y árboles. Sin embargo, hay medidas que pueden ayudar a minimizar el contacto.

El tratamiento recomendado para la atopia

El tratamiento recomendado para la atopia es la inmunoterapia. Es el único tratamiento que detiene el progreso de la alergia, haciendo que el sistema inmunológico sea menos sensible, o totalmente insensible, a los alérgenos que desencadenan la reacción alérgica.Esto ayuda a que el animal no desarrolle nuevas alergias.

La inmunoterapia puede administrarse por vía subcutánea u oral. Los estudios muestran que alrededor del 85% de los pacientes tienen una respuesta positiva a ella. El efecto se observa generalmente después de 3-5 meses, pero puede tardar hasta un año.

La inmunoterapia es efectiva, segura para el uso a largo plazo, y puede combinarse con otros medicamentos. Es el tratamiento de elección según la OMS y expertos veterinarios en alergia.

El enfoque multifactorial

Un enfoque que incluya todos factores que influyen en la alergia es muy importante. Junto con la inmunoterapia, otros productos pueden ayudar a controlar los síntomas, según sea necesario, como productos tópicos (champús, limpiadores de oídos), suplementos de ácidos grasos esenciales, una buena dieta o medicación sintomática.

Los productos que previenen la exposición a los alérgenos pueden ser muy eficaces para evitar los síntomas. Aunque la mayoría de los alérgenos son imposibles de evitar por completo, algunas opciones preventivas pueden ayudar.

Productos tópicos y suplementos

Como tratamiento adicional eficaz, los suplementos diarios de ácidos grasos omega-3, así como el tratamiento con champús medicinales, aerosoles, geles, toallitas o limpiadores de oídos, pueden aliviar las reacciones de la piel y/o minimizar el crecimiento de bacterias y levaduras.

El baño puede aliviar el prurito y eliminar los alérgenos ambientales de la piel de la mascota. Es importante elegir el champú adecuado, ya que el baño frecuente con el producto equivocado puede provocar sequedad en la piel. Muchos pacientes alérgicos tienen problemas de otitis. Elegir el limpiador de oídos correcto y usarlo correctamente puede ayudar a reducir los problemas de otitis recurrentes.

Leer más

Medicamentos a corto plazo

Además, hay una serie de medicamentos a corto plazo disponibles que ayudan a controlar los síntomas. Estos medicamentos sintomáticos, como los corticoesteroides, la ciclosporina, el oclacitinib y el lokivetmab, son útiles para suprimir la reacción alérgica, pero no tratan la alergia en sí. Pueden tener importantes desventajas y presentar efectos secundarios, especialmente a largo plazo.

Nuestra recomendación es utilizar estos productos a corto plazo y conjuntamente con la inmunoterapia, para asegurar que el paciente se sienta bien durante las primeras fases de la misma, pero con el objetivo a largo plazo de administrar solamente la inmunoterapia para controlar al paciente.

Umbral del prurito y brotes

En los pacientes con un brote, los síntomas aparecen o empeoran repentinamente. Esto significa que el paciente se ha elevado por encima del “umbral del prurito”. Esto puede suceder por varias razones:

  • Cuando hay más contacto con los alérgenos
  • Por una infección secundaria (levaduras, bacterias, etc.)
  • Por otras irritaciones de la piel (debido a las pulgas, la natación, etc.)

Con un brote, es importante encontrar la causa y prevenirlo. Si se desconoce la causa, a veces puede ser suficiente para aliviar los síntomas utilizando medicación sintomática temporal.