Área de veterinarios
Ahora se encuentra en la sección de veterinarios del sitio. Si no es un profesional veterinario, por favor visite nuestra sección de propietarios de mascotas para obtener la mejor experiencia como visitante.
Ir al área de propietarios

Síntomas de alergia en perros y gatos

Hablemos de los síntomas de la alergia

El síntoma más obvio de una afección atópica es el prurito. El prurito es causado por la inflamación de la piel, por lo general en las patas, la cabeza, la axila o la ingle. Los perros se suelen lamer o morder las patas y se les puede ver frotando la cabeza por el suelo u otros objetos. Los gatos suelen acicalarse de gorma excesiva

Síntomas de alergia en perros y gatos

La inflamación de la piel asociada con el prurito es un síntoma importante y para diagnosticar correctamente la dermatitis atópica es importante saber en qué contexto, a qué horas y en con que intensidad el animal tiene prurito.

La inflamación de la piel puede verse agravada por infecciones bacterianas (Staphylococcus) o por levaduras (Malassezia), que también necesitan tratamiento. Las infecciones recurrentes del oído también suelen ser causadas por la alergia (en más del 75% de los casos).

Signos como el enrojecimiento, las heridas superficiales por rasguños, la decoloración del pelo (por lamido excesivo) y la pérdida de pelo también reflejan la gravedad de la alergia. Según la duración y la gravedad del trastorno, las lesiones pueden variar entre el eritema (enrojecimiento), la hiperqueratosis (queratinización) y la liquenificación (engrosamiento) de la piel. Ocasionalmente, los perros y gatos atópicos tendrán ojos llorosos, asma o estornudos. A veces puede haber síntomas digestivos.

Los síntomas pueden estar presentes durante todo el año o sólo en una temporada determinada, dependiendo de los alérgenos que desencadenan la reacción alérgica. Los primeros síntomas suelen aparecer entre 1 y 3 años de edad (en alrededor del 75% de los casos). Ocasionalmente, los síntomas se presentan en animales menores de 6 meses de edad.

Diagnóstico

No todo el prurito se debe a una alergia, por lo que un diagnóstico preciso requiere un examen físico completo, incluyendo una historia clínica completa. Todas las demás causas conocidas de picor, como los parásitos y las infecciones, deben tratarse o descartarse antes de poder diagnosticar la alergia.

Es crucial confirmar e identificar los alérgenos responsables. La prueba de suero Next+ utiliza la última tecnología en pruebas de suero IgE, usando tres anticuerpos monoclonales procedentes de una IgE recombinante, además de bloqueadores CCDs, lo que da como resultado el más alto nivel de especificidad y sensibilidad.

Leer más

Tratamiento

La dermatitis atópica es una condición de por vida, y por esa razón cualquier tratamiento debe ser continuado de por vida , o al menos de tres a cinco años. La mejor solución es evitar todo contacto con el alérgeno responsable, pero la mayoría de las veces esto no es posible. Por lo tanto, la opción recomendada para el tratamiento de la atopia es la inmunoterapia.

La inmunoterapia es el único tratamiento que impide que la alergia progrese, haciendo que el sistema inmunológico sea menos sensible, o totalmente insensible, a los alérgenos que desencadenan la reacción alérgica. Es el tratamiento de elección según la OMS y los dermatólogos veterinarios.

Leer más